24/7/12

MOLINO HARINERO DE PEREDA DE ANCARES

O Muín das Graneras, como se conoce este molino en Pereda, fue adquirido por el colectivo A Morteira en el verano de 2008 para sumarlo al proyecto La Escuela del Bosque.

Se encontraba en un estado lamentable después de años de abandono. Una de sus paredes había caído sobre el río Ancares, su techumbre estaba desplazada por la pérdida de apoyo y la puerta de entrada se inclinaba peligrosamente. Era un milagro que aún se mantuviera de pie. El buen molino estaba haciendo un digno esfuerzo por sobrevivir ante el constante acecho del río que reclama sus dominios.
 
Después de una primera inspección ocular, nuestra impresión y la opinión de Roberto, un arquitecto amigo, no podía ser peor. Si no queríamos que se derrumbara, al iniciar los trabajos de recuperación, era necesario desmontar totalmente dos paredes y rezar, después de apuntalar lo que quedaba en pié, para que no cayera todo al río.

Con estas perspectivas, “quén dixo medo”, comenzamos las labores de restauración con paciencia, piedra a piedra, dirigidos por el maestro artesano Domingo “Pumarego”.

Trabajos no exentos de riesgo, como se puede apreciar en las fotos, pues estábamos debajo de un heterodoxo armadijo de madera y puntales que sustentaban lo que quedaba en pie y que amenazaba con caerse, en cada momento, sobre nuestras cabezas.

Ventana nueva, obra del buen carpintero Pablo de Orbanajo.
 
Pluto, el gato- perro, controlando la obra
 
 Tiempo de bocadillo, según convenio del sector V.R.I. (voluntarios y románticos afines)

Poco a poco y con el paso de los días, las estaciones y los años el molino fue recuperando la compostura. En la primavera del 2011 resistió como un campeón (gracias al contrafuerte de factura ancaresa que le preparamos) los embates del agua del río Ancares, en una de las mayores crecidas de los últimos años.


Actualmente estamos reparando el tejado, sustituyendo todo un lateral de madera y pizarra que estaba en mal estado. Luego nos pondremos a acondicionar la red hidráúlica (presa, compuertas y pozo) y la maquinaria interna (piedras, rodezno, etc.) y pronto a moler al son da gaita e a pandeira.
 
Todos estos trabajos se han hecho gracias a la colaboración de compañer@s y amig@s, incluidos Pluto (el gato que se cree perro) y el Pecas, el perro (auténtico) de Mila y Domingo.

Todos ellos han aportado grandes cantidades de conocimiento, trabajo, cariño y la firme voluntad de conservar el patrimonio de nuestros antepasados.

 
Los molinos eran lugares fundamentales en la vida de nuestros pueblos. Cuanta harina para el pan, cuantas canciones, historias y amores al son del movimiento de piedras y pineiras, en un tiempo mas austero y cercano a la vida.

Nuestros limitados recursos económicos se han acabado y los organismos públicos muestran un escaso interés por estos temas,

la crisis, y necesitamos un último empujón para acabar las obras de consolidación de este molino ancarés, por lo que humildemente solicitamos vuestra ayuda (interesada por supuesto) en la medida que os parezca conveniente.

Nº cuenta corriente Asociación A Morteira:
2096 0511 85 3728281700

Hemos prometido a la señora Josefa de Espiñeireda de Ancares, una de las “graneras”, traerla al molino cuando este restaurado. Aquí se enamoró y quiere verlo de nuevo moliendo y ya no podemos esperar mucho, tiene más de 90 años.

Prometemos hacer una buena fiesta de inauguración con merienda, vino y gaitas hasta el amanecer.

1 comentario:

A Morteira dijo...

se nos olvido decir q la cuenta es en CAJA ESPAÑA