8/10/09

WWF y SEO/BirdLife alertan sobre los daños ambientales "irreversibles" que causará la autovía La Espina-Ponferrada


Las organizaciones WWF y SEO/BirdLife alertaron sobre los daños ambientales y los "graves problemas" "irreversibles" que causará el proyecto 'Vía Rápida Suroccidental', una autovía que discurrirá sobre la zona del eje La Espina (Asturias) y Ponferrada (León).
Así se lo hicieron constar en una carta remitida al ministro de Fomento, José Blanco, en la que explicaron los "graves problemas ambientales" que entrañaría la construcción de una vía de alta capacidad cruzando tres espacios protegidos "de enorme valor ecológico", ya que la zona ha sido declarada Parque Natural, Reserva de la Biosfera y se encuentra dentro de la Red Natura 2000 de la Unión Europea.
En la evaluación ambiental realizada sobre la zona asturiana quedó patente el "grave impacto" que esta carretera tendría sobre el urogallo cantábrico, al afectar a numerosos cantaderos de este ave, unas áreas "críticas" para su reproducción.
Además, esta infraestructura atraviesa diversos espacios protegidos de "gran importancia" ambiental como el 'Alto Sil' o las 'Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias'.
La inquietud acerca del proyecto "no sólo" se debe a su impacto sobre el entorno, sino también al hecho de que dentro de estos espacios naturales habitan las poblaciones de oso pardo y urogallo cantábrico "más abundantes" de la Península, dos especies "emblemáticas y muy amenazadas".

En este sentido, la construcción podría perjudicar "gravemente" a la población occidental de oso pardo en la Cordillera Cantábrica, especie que está mostrando en los últimos años "esperanzadores signos de recuperación".
Por otra parte, el Alto Sil es una zona de "gran valor natural" que actualmente se encuentra con "numerosos problemas" ambientales, principalmente ocasionados por la minería a cielo abierto.
NORMATIVA EUROPEA
Ante esta situación, WWF y SEO/BirdLife recordaron al Gobierno que este tipo de "agresiones a espacios y especies altamente amenazados", incluidos dentro de la Red Natura 2000, conllevaría "serias dificultades" para cumplir con la normativa europea de protección de la naturaleza.
Según las organizaciones, la creación de esta autovía sería, "sin duda alguna", la obra con "mayor impacto" ambiental de las realizadas en las últimas décadas en toda la Cordillera Cantábrica.
Por ello, ambas asociaciones ecologistas están de acuerdo en que "dada la alta sensibilidad en la zona, serían necesarias algunas actuaciones encaminadas a mejorar la carretera actual de modo que resulte más segura para los conductores y con menos impacto para el oso pardo".
Según indicó el responsable del programa de Biodiversidad Terrestre de WWF, Luis Suárez, "estamos en un momento crucial con la revisión del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT) para conseguir que la política de infraestructuras del Estado se adecue mejor a la lucha contra el cambio climático y la conservación de la Biodiversidad".
Sin embargo, aseguró, "en los últimos meses el Ministerio de Fomento ha prometido a algunas comunidades autónomas varias infraestructuras que transcurren por espacios protegidos, siendo la Espina- Ponferrada una de las que tendrán mayor impacto".
Finalmente, el director del departamento de Conservación de SEO/BirdLife, Juan Carlos Atienza, apuntó que "es necesario que el Estado tenga en cuenta la conservación de la naturaleza a la hora de definir su política de transportes, máxime cuando el 2010 es el año mundial de la Biodiversidad".
"La política de transportes debe ser el resultado de una auténtica planificación que tenga en cuenta todos los factores incluidos en el medio ambiente y no la suma de promesas realizadas por un ministro. Las urgencias para llevar a cabo el gasto público no deben suponer una pérdida irreversible de nuestro patrimonio natural", concluyó.

más información WWF Spain

No hay comentarios: