17/1/12

VANDALISMO DE LA JUNTA DE CASTILLA Y LEON CON LA ENCINA DE OTERO

De "acto vandálico" se puede calificar la poda, o mejor dicho, "mala poda", realizada por la Junta de Castilla y León el pasado mes de diciembre en la encina de Otero, conocida como XARDON DO PEROUCHIN.

En el año 2009 nuestro colectivo informó oficialmente a la Junta de Castilla y León de la aparición de una gran fisura que, desde el punto de rotura de una gran rama, se extendía hasta el suelo. La aparición de esta fisura agravó aún más el estado de esta centenaria encina. A Morteira exigió la redacción de un Plan de Conservación, aspecto que por ley está obligada la administración al ser este árbol un ejemplar catalogado por la propia administración autonómica.

Este árbol, además de catalogado, es muy apreciado en toda la comarca como lo demuestran el aprecio con que en Concejo el pueblo de Otero apostó por su conservación a pesar de que una gran rama se desprendió del árbol sobre el cementerio de la localidad. En el año 2006, fruto de la colaboración de A Morteira con el Ayuntamiento de Toral y la Junta Vecinal de Otero, se procedió por parte del equipo técnico del Botánico Bernabé Moya a los trabajos de reducción de la copa para conservar el árbol después del desprendimiento de la citada gigantesca rama.

Ante la nueva grieta en el tronco, las continuas quejas de los vecinos, de la Junta Vecinal de Otero y del propio Ayuntamiento de Toral de los Vados, obligaron a los dirigentes políticos a hacer declaraciones. Tanto Don Eduardo Fernández, en aquella fecha Delegado de la Junta de Castilla y León en la provincia de León, como Don Mariano Torre, Jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente, (y ex Director General de Medio Natural de la Junta de C. y L.), declararon que la Junta intervendría para conservar el citado ejemplar.

Un año después la administración ha intervenido de la peor forma posible, se ha cortado, entre otras una gran rama de 1 metro de diámetro a la altura del desgarro producido por la rotura de una gran rama en el año 2004. Este gran corte, que nunca podrá cicatrizar ha incrementado el riesgo de colapso total de árbol tanto por la debilidad estructural generada como por el impedimento de circulación de la sabia.

La poda realizada por la Junta de Castilla y León únicamente ha buscado el "arreglo visual" de árbol. Además han pintado los severos cortes para camuflar la chapuza realizada. Este cúmulo de despropósitos viene a consecuencia de la falta de redacción previa de un Plan de Conservación, documento técnico que de haber sido realizado serviría para una correcta conservación de árbol. Por contra la Junta de Castilla y León ha sentenciado a la Encina de Otero.

4 comentarios:

Alicia Vega Valcarce dijo...

La pintura,como dices,¿no será un producto con el que cubren las heridas que quedan en la planta después de la poda? Tengo entendido que se cubren para evitar que la contaminación en esa zona que queda expuesta, haga estragos. Creo que es así, tal vez esté equivocada.

A Morteira dijo...

El mástic o pintura cicacrizante se utilizan para heridas pequeñas en árboles frutales. En una herida tan grande no hace ninguna función positiva. Este corte tardará años en cerrarse, será de forma natural.

Además la utilización de mástic en árboles monumentales está muy cuestionada técnicamente por los efectos negativos que ocasiona. Insistimos en este caso es para disimular el corte

Anónimo dijo...

Hola amigos,
Ya estoy dando mucha difusión al asunto a través de mi Facebook y también de mis colaboraciones en Ecobierzo, en donde ya se ha publicado la nota en el Facebook y yo mismo redacté un artículo informando sobre el riesgo que corría la encina hace tiempo.
Me congratula poder contar en mi tierra con personas preocupadas por la pervivencia de nuestros venerables árboles.
Saludos cordiales.
Enrique López Manzano.

michaelfurey dijo...

He visitado la encina este fin de semana. Me ha impresionado su inmenso tronco, me ha gustado muchísimo. También me llamó la atención el hueco en el tronco, y unas sospechosas manchas negras que parecían la huella de un fuego dentro del tronco. También creo que habían orinado allí. Creo que es necesaria alguna acción para proteger éste increíble tesoro natural. No soy experto, pero en Extremadura han cercado una encina monumental y nadie se acerca al tronco. No sé si se podría rellenar el hueco del tronco con algún material para evitar ataques futuros. También tal vez fuera necesario un apuntalamiento del tronco para ayudar a sostener el peso de la copa. No soy experto, pero tengo cierto sentido común, y sentiría mucho que ese árbol desapareciera sin hacer nada por salvarlo, aún sin ser de la provincia de León.