10/10/11

EL FUEGO DESTRUYE EL FUTURO DE AS MORTEIRAS DE TEIXEIRA

Lo que nunca podríamos imaginar ha sucedido en las montañas de Teixeira (Villafranca). Un auténtico desastre ecológico. El fuego ha penetrado en As Morteiras, nuestros bosques más valiosos, auténticas joyas naturales, islas de diversidad biológica que habían resistido hasta hoy gracias a su privilegiada situación, con suelos húmedos y a los cuidados de los vecinos y de todos los sectores sociales y culturales. Bosques islas, restos de lo que un día fueron selvas europeas, poco modificados por la mano del hombre, de una increíble belleza y diversidad biológica, Teixos, capudrios, roble albar, acebos, avellanos, mostajos, pradairos, etc.., refugio y sustento del oso, lobo, urogallo, corzos y ciervos, aves forestales, herpetofauna endémica, etc….Un enclave con numerosas especies protegidas de fauna y flora y con numerosas figuras de protección, situado en plena Reserva de la Biosfera de Ancares-Alto Sil.
Bosques míticos como A MORTEIRA DE PEDRA CABALAR en el entorno de las Alzadas de Villar de Acero y las fuentes de Teixeira y RUDIMEO en la ladera de Pena Rubia han sido duramente castigadas, pues el fuego ha penetrado en su interior y destruido completamente todo el perímetro de regeneración natural, de expansión, con lo que hemos perdido muchos años de paciente trabajo del bosque por expandirse. La avanzadilla de abedules, con los capudrios y rebolos detrás, que son los colonizan y preparan el terreno para que el resto de sus hermanos les sigan, fueron totalmente arrasados, acabando con un paciente trabajo de expansión del bosque que veníamos observando desde hace más de 30 años. Todo desapareció en pocas horas. El fuego destruyó el futuro del bosque, cada vez más pequeño y confinado en los arroyos, torrenteras y pedrizas, resistiendo, cada vez más debilitado y viejo, nuevos ataques de la sinrazón humana.
Desde A Morteira queremos agradecer a los habitantes y autoridades de Teixeira y Villafranca y a las brigadas de extinción el enorme esfuerzo e implicación, en unas condiciones durísimas, para salvar este patrimonio único, vivo e insustituible.
Desde la asociación A Morteira exigimos a las autoridades que de una vez, se tomen la molestia de investigar con todos los medios humanos y técnicos para descubrir al o los responsables de este grave delito, auténtico terrorismo, sin paliativos, que afecta la vida, el patrimonio y el futuro de tanta gente.
El 90% de los incendios forestales provocados queda impune, lo cual debería hacer sonrojar a cualquier fuerza de seguridad y sistema judicial que se precie. Pedimos a la Junta de Castilla y León que no cierre la campaña de incendios hasta que las condiciones climatológicas lo permitan.
Pedimos que se acabe la impunidad de estos terribles delitos, impunidad que impide que se desanime el siguiente terrorista y así vamos de fuego en fuego por todos los pueblos bercianos. Ayer Toreno hoy Teixeira, mañana Dios sabe. Asimismo pedimos que se cumpla la ley y se impida cualquier uso o aprovechamiento de la zona afectada, incluida la caza, que es actualmente la causa de la mayoría de los incendios provocados en nuestros montes.
Pedimos públicamente que se prohíba la caza y cualquier actividad productiva, ganadería, turismo lucrativo, etc, en el interior de las Morteiras otorgando a estos enclaves únicos y escasos la máxima categoría en términos de protección ambiental.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Lamentable todo, pero no es la primera vez que esto sucede en Teixeira, recuerdo hace unos 20 años un fuego bastante similar en extensión y zonas, y curiosamente al poco de hacer la superpista ahora accesible a todo género humano.
Lo comentaba en otro lado, creo que habría que plantearse solicitar franjas de protección para las morteiras más valiosas, con desbroces manuales que sirvieran para que las especies pioneras, abedules y capudres básicamente, fueran colonizando el desbroce, y que sirviera de hipotético cortafuegos en caso de estas barbaridades que, estoy seguro, volverá a suceder en pocos años.
Los inconvenientes serían la molestia a la fauna, habría que hacerlas en períodos no críticos, pero las ventajas serían infinitas. Habría que aprovechar los "regos" y arroyos para ir extendiendo de forma natural el bosque. Es algo que también están pidiendo en zonas como O Courel.
Mientras, lamentaciones las justas y a pillar al o los desalmados que juegan con el futuro de la naturaleza.
Un saludo. Miguel.

Anónimo dijo...

Que razón teneis, pero como todos los años, ni la caza ni demás actividades se van a prohibir, y la Junta reducirá los fondos para la lucha contra el fuego...y un sinfín de barbaridades medioambientales más.

Ojalá que dieran con los autores de los diversos fuegos que nos han destruido tanto, y que la gente no tubiera miedo a identificarlos y a acusarlos ante las autoridades, es obligación de todos colaborar para mejorar las situaciones.
Pero me pregunto
¿QUE DEJAMOS EN HERENCIA A NUESTROS SUCESORES?