24/3/09

La Junta de Castilla y León comete NEGLIGENCIA al autorizar la quema de rastrojos


La Junta de Castilla y León debe suspender inmediatamente las autorizaciones que concede para "quemas controladas de rastrojos" puesto que la severa ola de incendios ocurridos en la comarca del Bierzo tienen, en buena parte, su origen en las quemas incontroladas de maleza. Estos incendios se propagan rápidamente por la vegetación que se encuentra reseca por el efecto del invierno y la severa falta de lluvias otoñales.
Las autorizaciones de la Junta de Castilla y León crean un estado de legalidad a las quemas de maleza que en realidad son auténticas imprudencias al realizarlas en las condiciones climáticas actuales.

La relativa efectividad de la campaña veraniega de extinción de incendios queda eclipsada por la nefasta campaña invernal y de primavera. La falta de medios humanos y su no especialización en extinción, hace que los escasos medios de extinción queden desbordadas por los severos incendios a los que abordan a partir de las 11 de la mañana. En esta época del año es mucho más efectiva la extinción durante la noche-madrugada pues se facilita por la reducción nocturna de las temperaturas.

1 comentario:

Robert dijo...

Además las heladas secan muchísimo el combustible (vegetación) y ello sumado a unas temperaturas diurnas elevadas (como las que tenemos) y las leves brisas que se levantan, convierten nuestro monte en un polvorín. Este tipo de autorizaciones no deben darse desde un despacho, sino teniendo en cuenta el dia a dia del monte, para minimizar el riesgo.