30/1/10

Premio TOCHO APUDEPA a Victorino Alonso por el expolio irreversible del yacimiento arqueológico

La asociación por la defensa del patrimonio aragonés, APUDEPA, ha concedido el TOCHO APUDEPA 2009, VI edición, por unanimidad al empresario Victorino Alonso como cabeza visible de la propiedad particular de la finca Fimbas S.A. por el expolio irreversible del yacimiento arqueológico de la Cueva de Chaves, segundo enclave arqueológico en importancia del Neolítico español, ahora arrasado irremisiblemente al haber construido un comedero de animales.

Además de la destrucción de los yacimientos arqueológicos de cuevas Chaves (Paleolítico Superior y Neolítico), Apudepa clama contra el expolio medioambiental gravísimo que se ha dado en esta finca privada ubicada dentro del Parque Natural de los Cañones y Sierra de Guara al construirse más de 50 balsas para el ganado; abrirse innumerables nuevos caminos de gran impacto visual y clausurarse los caminos tradicionales utilizados desde siempre por las gentes del entorno.

Esta asociación lamenta la dejadez e inoperancia en el control de dicho espacio y hace un llamamiento a la responsabilidad del Gobierno de Aragón y en concreto al Departamento de Medio Ambiente, al Patronato de dicho Parque Natural y al Departamento de Cultura y Patrimonio, al estar situada Cueva Chaves en el entorno protegido de los abrigos de Chaves I, II y III, espacios que contienen pinturas protegidas bajo la denominación genérica de Arte Rupestre del Arco Mediterráneo, incluidas en la lista Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO desde 1998.

ver amplia información en en blog YACIMIENTO DE LA CIUEVA DE CHAVES

Fuente: Cueva de Chaves, wordpressCrónica de un despropósito. Victorino Alonso, la administración y cómo se puede caer tan bajo

1 comentario:

Robert dijo...

Es que yo no se cómo todavía el tipejo este consigue sorprenderme. Es increible. No se si sabeis que el mes que viene recibirá un homenaje en Madrid de manos de la "Casa de León" en la capital. Hay un grupo de Facebook que intenta frenarlo a base de mails mostrando una negativa a la dirección de la tal "Casa de León". Sus directivos nos dicen que somos "cuatro mochileros". En fin...