7/12/09

Denuncian la tala del negrillo de Ocero


Fuente: La Crónica 4/12/09 y La Crónica 6/12/09
Vecinos de la localidad de Ocero, perteneciente al municipio de Sancedo, denunciaron ayer a este periódico que técnicos del Ayuntamiento han talado el negrillo de la localidad, un árbol centenario, que estaba ubicado en la plaza del pueblo, y cuyo tronco fue tallado, en el año 2003, por el autor berciano Víctor Lobato ‘Rixo’. Aseguran además que la labor que tenía que realizar el Consistorio era sanear el olmo en vez de cortarlo y dejarlo tirado en el medio de la plaza.

ver la lámina del Calendario 2005 dedicada al negrillo de Santa Ana.

3 comentarios:

PEPIÑO dijo...

Por muy seco que estuviese, era un ser vivo, referencia para todos, punto de encuentro, testigo mudo de todas las vicisitudes del pueblo.... y ahora Qué? Nos dicen que lo van a reponer, no sé como, pienso que lo que qieren es alargar el tema para que caiga en el olvido, pero no lo van a conseguir.

Anónimo dijo...

Como es posible que existan personas que hagan estas salvajadas con los árboles.
¡ Pero que tipo de leyes existen en España que no defienden a los árboles, y más a estos que son de dominio público!
Deberían denunciarse en Europa, para que sepan las salvajadas que se hacen en este pais.
En Alemania, por ejemplo, tienen unas leyes de protección del medio ambiente muy buenas, y todo el mundo
las cumple pues hay sanciones que se llevan acabo. Por ejemplo, nadie, nadie puede talar un arbol que no
cumpla unas condiciones, ni siquiera aunque sea en la propia finca.
Por Dios, ¡cuándo habra en este pais algo así !
¡ cuándo se tendrá conciencia de lo que tenemos!

Un saludo
Susana Gancedo

Anónimo dijo...

¿No se rinde acaso culto a nuestros seres queridos que han muerto?,desdeluego,no se me ocurre mejor forma de rendir homenage a un árbol seco que haciendo una obra de arte con su tronco,y a la memoria de la gente que en el pasado se cobijó bajo su sombra.Creo que es una hermosa manera de postergar para siempre el recuerdo de Ocero y sus gentes.

Mabel