5/5/09

ATENTADO ECOLÓGICO EN EL RIO BURBIA POR PARTE DE LA CONFEDERACIÓN HIDROHIDROGRAFICA DEL MIÑO-SIL



La asociación para la defensa de los árboles “A Morteira” pide la paralización de los trabajos de corta de arbolado y desbroce en la ribera del rió Burbia en Villafranca del Bierzo.

Los bosques de ribera constituyen actualmente algunas de las mejores reservas de la vida salvaje en El Bierzo, y debes ser tratadas con el máximo cuidado y respeto dada su importancia y fragilidad. Cualquier trabajo en estos bosques de ribera debe ser planificado y evaluado por personal competente y ateniéndose siempre a la legislación ambiental existente.

El Burbia, uno de los ríos mejor conservados de la comarca y todo un símbolo para el Bierzo, aún recordamos la masiva manifestación en Oviedo ante la confederación Hidrográfica del Norte, con el lema “Burbia Vive”, para salvarlo de un trasvase hace no mucho tiempo; ESTÁ SIENDO OBJETO DE UNA AGRESIÓN SIN PRECEDENTES.

En las riveras de este río, aguas arriba de la playa fluvial de Villafranca, se están realizando cortas y labores de desbroce en la peor época del año, en el periodo de cría de aves nidificantes y anfibios provocando un autentico desastre ecológico de consecuencias difícilmente evaluables en un ecosistema tan frágil y sensible.
En ésta área ahora mismo están criando 4 parejas de mito, 2 de reyezuelo, 1 de ruiseñor bastardo, verdecillos, pinzones, currucas capirotadas, camachuelos, chochines, zorzales, mirlos comunes, muy cerca una pareja de gavilanes, etc..., También se ha realizado un banzado en cauce fluvial con pala en el medio del río, en un tramo con presencia de desmanes y rana patilarga. Asimismo la utilización de desbrozadoras con cadenas ha afectado a reptiles como el lagarto verdinegro y otros.
La legislación prohíbe expresamente todo tipo de actividades que provoquen alteraciones y molestias para la fauna silvestre durante este periodo biológico y es inadmisible que la Confederación Hidrográfica, que es una administración estatal que debe salvaguardar el dominio público hidráulico, infrinja gravemente la normativa ambiental; y todo ello ante la pasividad de la administración que debe proteger nuestro medio natural que es el Servicio de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.
La asociación A Morteira ha puesto en conocimiento estos hechos ante estos organismos públicos para intentar detener estas obras sin obtener resultado, por lo que nos vemos obligados a denunciar públicamente estos hechos.

1 comentario:

Robert dijo...

Nesesarios este tipo de artículos, aunque tristes de leer... a ver si se consigue algo.
Un saludo a los dos.