1/12/08

Conclusiones tras la manifestación “Por un Bierzo sostenible, limpio y saludable”

Los ciudadanos y ciudadanas que hoy nos hemos reunido aquí, queremos dejar patente nuestra oposición al proyecto de valorización energética (incineración) de residuos (neumáticos, harinas y grasas animales, lodos de depuradora, pláticos y biomasa) de la empresa ‘Cementos Cosmos, S.A.’ en Toral de los Vados- Villadecanes (León) basada en los siguientes motivos:

- La incineración es la forma más insostenible y peligrosa de tratar los residuos puesto que no los elimina, sólo los traslada y dispersa.

- La incineración de estas sustancias creará emisiones contaminantes y tóxicas a la atmósfera, la generación de residuos peligrosos y la contaminación del agua, hecho que afectará negativamente a las explotaciones agrícolas y ganaderas de la comarca y a la salud de las personas.

- Es inadmisible e irracional que en nuestra comarca, ya de sobra castigada por la contaminación atmosférica, y que según los últimos datos disponibles, del Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes EPER en el año 2006 la industria Berciana, ha emitido a la atmosfera :

8.936.000 Tm. de Dióxido de Carbono CO2
45,269 Tm. de Oxidos de Nitrógeno NOx
4132 Tm. de Particulas PM 10
70.800 Tm. de Oxidos de Azufre Sox


Por otra parte Ponferrada fue el año 2005, la ciudad con más episodios de contaminación por ozono de toda la comunidad autónoma, según se recoge en el Informe Anual de la Calidad del Aire de Castilla León, donde se señala que las estaciones medidoras de la contaminación de la capital berciana registraron al menos 8 superaciones de los niveles de información a la población de este contaminante, establecidos en 180 microgramos por metro cúbico (µg/m³). El mencionado informe es demoledor, porque Ponferrada no sólo superó ese valor límite en más ocasiones que Valladolid (6 veces), Burgos (2), Ávila, (2) y Salamanca (1), sino que además las estaciones Ponferrada 1 y Ponferrada 2 registraron los valores máximos más elevados de todas las estaciones de medición pertenecientes a la red pública de Castilla y León, con 193 y 219 µg/m³ respectivamente. Con estos precedentes no es comprensible, que se plante siquiera la posibilidad de agravar esta situación, con la presión alarmante que supondrá este tipo de industriapara el aire que respiramos.

- No es ético ni justo contribuir al empeoramiento de la ya deteriorada imagen medioambiental del Bierzo y de la salud de las persona que aquí vivimos, es inaudito e irresponsable que se pisotee con total impunidad el principio que sostiene que es mejor prevenir el daño antes que repararlo.

- Este tipo de proyectos conlleva invariablemente impactos socioeconómicos negativos generados por las repercusiones sobre la calidad ambiental, circunstancia a la que es especialmente sensible la actividad agroalimentaria y también el turismo, fuentes principales de ingresos en la comarca del Bierzo.

- La incineración de residuos incrementa la emisión de metales pesados (plomo, cadmio, mercurio), dioxinas y furanos, gases de efecto invernadero, gases ácidos y partículas ultra finas.

- Los metales pesados generan una serie de daños a la salud de los seres vivos, incluyendo disfunciones neurológicas, alteraciones del sistema inmunológico, malformaciones congénitas, problemas en los riñones y los pulmones.

- Las partículas ultrafinas han sido relacionadas con una variedad de problemas en salud, incluyendo asma, problemas en el funcionamiento de los pulmones y problemas cardiacos.

-Las dioxinas son compuestos orgánicos persistentes, bioacumulativos, altamente tóxicos aún en muy bajas concentraciones, persisten en el medio ambiente por periodos prolongados de tiempo sin degradarse, se concentran en los tejidos grasos de los organismos vivos, se van acumulando a media que asciende la cadena alimentaria (biomagnificación) y se transmite de la madre al bebé durante la gestación y la lactancia. Causan una gran variedad de problemas de salud, incluyendo malformaciones congénitas, desarrollo anormal del feto, alteraciones en el sistema inmunológico y el sistema hormonal, desórdenes del comportamiento, aumento de la incidencia de diabetes, infertilidad, retraso en el desarrollo y cáncer.

- El aumento de dioxinas y furanos incumple tanto el Convenio de Estocolmo, ratificado por España, como el Reglamento 850/2004 del parlamento Europeo, así como los planteamientos de La Organización Mundial de la Salud, y de otras mucha iniciativas de la ONU sobre este tema (El Llamamiento de Paris, etc.), considerando cada vez más preocupante, paralelamente a los avances científicos y estudios en este campo, la contaminación química ambiental, como precursora de las enfermedades y trastornos más acuciantes de hoy en día.

- La gran cantidad de micropartículas que se generarán no serán detenidas ni por los filtros más sofisticados y terminarán inexorablemente en lo más profundo del aparato respiratorio de las personas.

- Ante el Cambio Climático y el desprestigio internacional que sufre la industria incineradora, la ‘coincineración’ nos la quieren vender con eufemismos como ‘valorización energética’. Discursos de defensa llenos de falacias. Está más que demostrado (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU) que la utilización de residuos como combustible incrementa las emisiones de gases de efecto invernadero y de contaminantes tóxicos, no es ninguna alternativa al cock de petroleo que hoy utilizan ya de por si muy contaminante. Que hablen de gas natural, en todo caso, no de incineración de residuos como combustibles alternativos.

- La incineración de residuos incumple, también, los planes de gestión de residuos establecidos a nivel europeo y estatal, en cuanto no respeta la jerarquía básica: Reducir-Reutilizar-Recuperar materiales-Recuperación energética. La valoración (incineración) de residuos está en el último lugar de esta jerarquía.

Por todo ello exigimos:

- La paralización definitiva de este proyecto y la búsqueda de proyectos que desarrollen alternativas más sostenibles con mayor generación de empleo (que en este caso sería cero) como las que se centran en la reutilización y reciclaje físico de estos residuos. Las cementeras no deben hacer competencia desleal a otras técnicas de gestión más eficientes.

- Entendemos que la única justificación es económica y beneficia exclusivamente a la empresa, que con la cínica excusa, de cumplir con el protocolo de Kyoto, ahorrará en adquisición de combustibles convencionales, cobrará como gestor autorizado de residuos al recogerlos, hipotecando por los miserables intereses económicos de unos pocos el suelo, el agua y la atmósfera y poniendo en juego nuestra salud y la de nuestros hijos.

- Esperamos que las autoridades competentes reaccionen y sepan tener en cuenta el Principio Democrático según el cual todas las personas que puedan verse afectadas por una decisión tienen derecho a participar en el proyecto de toma de la miama.

POR UN BIERZO SOSTENIBLE LIMPIO Y SALUDABLE NO A LA INCINERACIÓN DE RESIDUOS EN COSMOS.

No hay comentarios: