15/2/08

Grupos conservacionistas alertan sobre la "amenaza" para el entorno que supondría reabrir la cantera de Paradela de Muces

Los grupos conservacionistas Asociación para la defensa de la cordillera Cantábrica, Tyto Alba, A Morteira y Ecologistas en Acción alertan sobre "el peligro que supone reabrir la cantera de Paradela de Muces, en el término municipal de Priaranza, cerrada hace más de diez años y situada en las peñas de Ferradillo, ya que supondría un grave peligro para una de las zonas con mayor bioodiversidad de la Comarca de El Bierzo".

MÁS INFORMACIÓN EN EL BIERZO DIGITAL

No en vano, en el año 2006 y a iniciativa de la Directiva Europea 92/43/CE, conocida también como Directiva de Habitats, y promovida por la Conserjería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, se declaró toda la zona Lugar de Importancia Comunitaria (LIC Nº ES4130117) bajo el nombre Montes Aquilianos y Sierra del Teleno, una superficie de cerca de treinta dos mil hectáreas que abarcan desde El Lago de Carucedo hasta las cercanías de Castrocontrigo.

Adicionalmente, la zona también está protegida por la Comunidad Europea desde el año 1998 como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA Nº ES4130022) bajo en nombre de Montes Aquilianos. La Zepa engloba al Lugar de Interés Comunitario y al Espacio Natural de Las Médulas.

Recientemente el Decreto 63/2007, del 14 de junio del pasado año, crea el Catálogo de Flora Protegida de Castilla y León y la figura de protección denominada Microrreserva de Flora que protege especialmente las Peñas de Ferradillo y los Doce Apóstoles por contener especies únicas en el mundo, endemismos Bercianos vulnerables y en peligro de extinción.

Sobre la Peña de Muces, donde se pretende reabrir la cantera se desarrolla una planta denominada Petrocoptis Viscosa, un endemismo Berciano y por tanto de la flora leonesa que únicamente aparece sobre caliza dolomítica en el triángulo comprendido entre los pueblos Villavieja, Voces y La Chana, se ha localizado en las laderas de la propia peña donde se pretende reabrir la cantera, la Petrocoptis está catalogada como Vulnerable dentro del Catálogo de Flora Protegida de Castilla y León.
Por si esto fuera poco, en las laderas de las Peñas de Ferradillo está la única comunidad en el mundo del geranium dolomiticum, una variedad de geranio de flores blanco-rosáceas del que existen muy pocos ejemplares, estando el peligro de extinción según el Catálogo de Flora Protegida.Lo mencionado, es solamente una pequeña muestra -aunque la mas valiosa-, de la singularidad y diversidad botánica de la zona, de ahí las figuras de protección que se han creado para la flora.

Las Médulas, fueron declaradas Monumento Histórico artístico en 1931 –teniendo por tanto la consideración de Bien de Interés Cultural-, Espacio Natural Protegido en 1991, Patrimonio de la Humanidad en 1997, Monumento Natural en 2002 ampliándose la zona de protección a fin de evitar impactos ecológicos y paisajísticos de influencia negativa que pudieran proceder del exterior, durante el año 2007, se amplia el Bien de Interés Cultural de Las Médulas con categoría de zona arqueológica. Se trata de la máxima protección para nuestro Patrimonio y la ampliación llega hasta el alto de Cruz de la Peña, la máxima cumbre de las Peñas de Ferradillo en cuya base se asienta la cantera.
La explotación de Las Médulas hay que verla en su conjunto y no pasará mucho tiempo para que se proteja toda la infraestructura que alimentó de agua a Las Médulas, incluyendo las balsas de almacenamiento, canales, captaciones, acueductos, balsas de bateo y poblados de los vigilantes-comporteros que se encargaban de mantener en perfectas condiciones el uso hidráulico los canales.

Cuando esto ocurra, la cantera hipotecaría esta ampliación, al pasar por ella los dos canales romanos que desde la vertiente del río Sil llevan el agua a Médulas, si con esto no bastara, al lado de la cantera se sitúa el castro-fortaleza de Peña del Hombre que según estudios, pudo estar dedicado a la vigilancia de los canales.

El desarrollo de la cantera, puede afectar al paisaje que se contempla desde el Mirador de Orellán, desde cuyo frente se ven los picachos de Las Médulas, y en la parte opuesta, la Peña de Voces, en cuya base lado norte se asienta la cantera.

En síntesis, la cantera es incompatible con el mantenimiento de las condiciones ecológicas, culturales y paisajísticas de la zona, por lo que la Administración, haciendo una demostración de coherencia, la debe de cerrar y restaurar definitivamente.

No hay comentarios: