4/1/08

NO a la cantera de Paradela de Muces


Hace unos 10 años se abandonó, afortunadamente, la explotación de una cantera cercana al pueblo de Paradela de Muces, que afectaba a la peña más emblemática de las que componen las Peñas de Ferradillo, la conocida como Peña de Paradela de Muces ó Peña de Voces.

La cantera que hace 10 años cerró, tras un corto periodo de explotación reventando el paisaje, pretende abrirse de nuevo, lo cual no debe de permitirse bajo ningún concepto.

Se pretende con este artículo dar a conocer los valores que desde los puntos de vista: geológico, paleontológico, histórico-arqueológico, cultural, botánico, faunístico y finalmente paisajístico tienen las Peñas de Ferradillo, especialmente centradas en el entorno de la Peña de Paradela de Muces y la cumbre de Peña de la Cruz.

El macizo rocoso conocido como las Peñas de Ferradillo, está constituido por un afloramiento de roca caliza visible desde prácticamente cualquier punto de la hoya berciana, constituyendo un paisaje singular que a nadie le pasa desapercibido. Situada sus cotas máximas cercanas a los 1500 metros sobre el nivel del mar, sus crestas nevadas en invierno nos anuncian que la nieve yaestá en las puertas de la ciudad de Ponferrada. Su silueta deja un perfil en forma de castillete
almenado que se prolonga, con alguna interrupción, hasta los conocidos doce apóstoles, en donde aflora de nuevo a los pies de mítico pico de la Guiana continuando hasta Peñalba de Santiago y desapareciendo debajo de los estratos mas jóvenes bajo el subsuelo de la Maragatería.
Este alineamiento calizo de color ocre oscuro, constituyó en su origen el fondo de un mar de edad ordovícica de hace 450 millones de años, posteriormente durante la orogenia hercínica, hace unos 300 millones de años, los estratos fueron levantados hasta su posición actual, como consecuencia de la fuerza compresiva de las placas litosféricas, la posterior y constante acción de la atmósfera, a convertido aquél mar poco profundo que se remonta a los orígenes de lo que hoy conocemos como El Bierzo, en la escultura paisajística que ahora podemos disfrutar y que continua modelándose.
Cualquier lector que haya llegado hasta este punto, se preguntará adonde lo quiere llevar el articulista, pero pronto lo van a comprender, es necesario conocer desde el origen nuestro patrimonio, para poder darle el valor que se merece.

La Directiva Marco del Agua, un Ordenamiento Europeo sobre el agua que afectará
profundamente a nuestra Ley de Aguas, en su considerando primero indica : El agua no es un bien comercial, como los demás, sino un patrimonio que hay que proteger, defender y tratar como tal , este lema es aplicable en toda su integridad a muchos de los paisajes singulares ó monumentos naturales que tenemos en El Bierzo, entre ellos el alineamiento calizo que constituye las Peñas de Ferradillo - Doce Apóstoles – Peñalba de Santiago.Hace unos 10 años se abandonó, afortunadamente, la explotación de una cantera cercana al pueblo de Paradela de Muces, que afectaba a la peña más emblemática de las que componen las Peñas de Ferradillo, la conocida como Peña de Paradela de Muces ó Peña de Voces. El paisaje que quedó tras su infructuosa explotación no difiere mucho del que podemos ver en otras explotaciones a cielo abierto abandonadas hace mas de 40 años por ejemplo en el coto Wagner en Onamio: la infraestructura de obra abandonada y oxidada, camiones, tolvas, ruedas, depósitos de combustible, etc., etc., chatarra en definitiva que la Administración no obligó a retirar ni a recuperar el paisaje, en lo posible, a su aspecto original. En definitiva da igual que la explotación sea del siglo pasado que de este, el resultado paisajístico es el mismo, no hemos avanzado nada, las exigencias de la Administración desde el punto de vista Medioambiental dan el mismo resultado, no funcionan, son necesario profundos cambios en la Administración en este aspecto a fin de que respondan a las inquietudes y nuevas escalas de valores de la ciudadanía.
Que la Administración del Estado, cumpla con su obligación de servicio público protegiendo nuestro Patrimonio Paisajístico y Medioambiental como demanda la sociedad y el sentido común.
La cantera que hace 10 años cerró, tras un corto periodo de explotación reventando el paisaje, pretende abrirse de nuevo, lo cual no debe de permitirse bajo ningún concepto. Independientemente de la presión que realice la ciudadanía de los pueblos del entorno: Paradela de Muces, Voces, Ferradillo –se está intentando recuperar este pueblo abandonado de nuevo, un gran acierto-, La Chana, Pombriego, etc., se hace necesario que se unan otras asociaciones tales como la Fundación Las Médulas, el Instituto de Estudios Bercianos, Asociación de Empresarios de Turismo Rural del Bierzo, Asociaciones de senderistas-cicloturistas y amigos de monte,Ayuntamiento de Ponferrada, Partidos Políticos, ciudadanos anónimos, etc. No podemos permitir mas atentados contra nuestro patrimonio.

Se pretende con este artículo dar a conocer los valores que desde los puntos de vista: geológico, paleontológico, histórico-arqueológico, cultural, botánico, faunístico y finalmente paisajístico tienen las Peñas de Ferradillo, especialmente centradas en el entorno de la Peña de Paradela de Muces y la cumbre de Peña de la Cruz.

GEOLÓGICO-PALEONTOLÓGICO.
Desde el punto de vista geológico-paleontológico, debemos dar a conocer a la ciudadanía y a la Administración, que concordante con la caliza de la Aquiana de edad ordovícica y adosada a ella se encuentra la única capa de caliza de edad devónica superior -410 millones de años- significativa existente en la Comarca de El Bierzo, se trata de un pliegue tumbado y plegado en forma de “U” –le hemos dado en llamar el “canalón devónico”- que se extiende en el tramo Berciano desde La Barosa hasta las estribaciones de San Pedro de Montes, pasando bajo el subsuelo del Lago de Carucedo aflorando de nuevo en Paradela de Muces pasando por la cantera y continuando en dirección al piedemonte del Pico de la Guiana.

HISTÓRICO-ARQUEOLÓGICO.
En la faceta histórico-arqueológica, no debemos olvidar el Castro ó Fortaleza de Peña del Hombre, al lado de cantera y en su entorno de influencia, de la que faltan estudios minuciosos para ponerla en valor: recuperación de las murallas y arcos existentes, pero que hoy por hoy ya tiene un valor intrínseco que hay que conservar hasta su estudio, quizás estuvo asociado al castillo de Cornatel ó dedicada a la vigilancia de los canales romanos de abastecimiento a la mina de oro a cielo abierto de las cercanas Médulas.

Los dos canales romanos que recogiendo las aguas del río Oza en Peñalba de Santiago, terminan en la explotación de Las Médulas pasan exactamente por la cantera de Paradela de Muces, los canales que en el pueblo de Rimor y por debajo de Peña Otadeira se encuentran medidos con altímetro a las cotas 930 en mas bajo y 1030 el mas alto, en su trayectoria y con ligera pendiente pasan por encima de Villavieja, en Paradela por el paraje denominado Fonbarrosa, por encima de Chana, bordeando la Peña de Voces, hasta que siguiendo su línea de cota pasan por debajo de Voces a terminar en La Médulas. Estos canales son los únicos situados en ladera vertiente a la cuenca del Sil ya que la mayoría circulan por laderas vertientes a la cuenca del río Cabrera.

La longitud de los mismos denominados en el excelente trabajo de Roberto Matías CN-1 y CN-2 tienen 71,7 Y 51,7 Km de longitud respectivamente. La explotación de Las Médulas hay que verla en su conjunto y no pasará mucho tiempo para que se proteja toda la infraestructura que alimentó de agua a Las Médulas, incluyendo las balsas de almacenamiento, canales, captaciones, acueductos, balsas de bateo y poblados de los vigilantescomporteros que se encargaban de mantener en perfectas condiciones el uso hidráulico los canales, así como otras explotaciones contemporáneas de Las Médulas como la importante mina de interior en roca de Lamas de Cabrera descubierta recientemente.

Hay intentos por parte de un grupo de entusiastas de recuperar los dos canales de la vertiente del Sil, habilitándolos como rutas de senderismo. Son de fácil acceso, cercanos a Ponferrada y el paisaje es impresionante en todo su recorrido con vistas a la ciudad, la poca pendiente de los canales hace el recorrido apto para todos los públicos. No se puede permitir que los canales queden destrozados por la cantera. Es una reciente buena noticia que el Fiscal de Medio-Ambiente de la Audiencia Provincial de León haya abierto una investigación por la destrucción en el Valle de Valdueza de un tramo de estos mismos dos canales romanos motivados por unas labores de repoblación forestal que no tuvieron en cuenta el respeto a nuestro Patrimonio. Si una simple repoblación deterioró nuestros canales, qué no hará una cantera.

CULTURAL.
Desde esta perspectiva, no debemos olvidar la cercanía a la cantera del paraje Patrimonio de la Humanidad de Las Médulas, la mayor explotación minera a cielo abierto que se conserva en el mundo del imperio romano. A nadie se le ocurriría a estas alturas, permitir la explotación de la cantera de caliza que se observa desde el mirador de Orellán, si no llevara en explotación ya muchos años, no debemos cometer los mismos errores, no mas canteras que impacten sobre nuestro único Patrimonio de la Humanidad.

Tampoco debemos olvidar recientemente restaurado, el excepcional e inexpugnable Castillo de Cornatel, el mas importante de nuestra Comarca después del de Ponferrada, situado en las inmediaciones de la cantera, ni debemos olvidar el futuro de los pueblos del entorno de la misma, que se vería hipotecado con la existencia de la cantera ahora que precisamente están aflorando los primeros intentos de Turismo Rural en estos pueblos históricamente atrasados, que están aprovechando muy inteligentemente el tirón de Las Médulas, el Castillo, el excepcional paisaje, así como otros muchos valores del entorno.

La última etapa –la número 15- del conjunto de rutas de senderismo que se ha dado en llamar La Mirada Circular transita desde Las Médulas a Peñalba de Santiago bajo el nombre La Senda del Silencio, y pasa justo por el piedemonte lado sur de la Peña de la Cruz, al ladito de la cantera, continuando la misma el alineamiento calizo que marcan las Peñas de Ferradillo hasta Peñalba de Santiago por debajo de los doce apóstoles. Imagínense la contradicción del nombre de la ruta “del silencio” en contraposición con las voladuras que se producirían en la Peña si la cantera llegase a entrar en explotación, sin tener en consideración el peligro para los senderistas.

Una de las mejores vistas de la hoya Berciana se observan precisamente desde el alto de la Peña de la Cruz, el punto más alto del conjunto de las Peñas de Ferradillo a 1450 metros de altitud, en cuya base lado norte se pretende reabrir la cantera.Sería fácil hacer un alto en la ruta La Senda del Silencio, y apenas sin desviarse, ya que la Peña roza el camino, señalizar y facilitar un acceso mas practicable al alto de la Peña, en donde se podría instalar un mirador y los senderistas agradecerán el grandioso paisaje que se observa desde el alto, que en nada tiene que envidiar a los miradores mas conocidos de El Bierzo como el de Corullón, el de Orellán o del de Santalla, constituye además un otero excepcional para observar la traza de los canales romanos del Sil llegando a Médulas.

BOTÁNICO.
Desde la óptica del botánico, la Peñas de Ferradillo son un paraíso. Hemos asistido con botánicos de reconocido prestigio de Cantabria y tanto su situación geográfica con caras dispuestas al sol y a la umbría, como su altitud y exposición a los agentes atmosféricos hacen que en ellas se desarrolle una gran biodiversidad botánica.
Son de destacar las comunidades relícticas de las Petrocoptis sobre acantilados calizos, verdaderas maravillas de la Comarca Berciana y por tanto de la flora Leonesa. La Petrocoptis viscosa se distribuyen en los acantilados calizos extraplomados con abundante humedad.
La Petrocoptis grandiflora está dispersa en los Montes Aqulianos y Sierra de La Lastra y está muy amenazada por la explotación de las canteras. La Petrocoptis viscosa es un endemismo estricto de la Comarca Berciana siempre sobre rocas calcáreas extraplomadas, citándose su presencia en las Peñas de Ferradillo, Paradela, Chana y en los muros del castillo de Cornatel, formando comunidades muy escasas calificadas como “muy vulnerables” en la lista del Consejo de Europa.

No podemos olvidar tampoco el geranium dolomiticum, otro endemismo Berciano exclusivo de las Peñas de Ferradillo y los Doce Apóstoles catalogada en “peligro de extinción” según el Decreto 63/2007 de 14 de junio, por el se crea el Catálogo de Flora Protegida de Castilla y León y la figura de protección denominada Microrreserva de Flora.

Toda la alineación Peñas de Ferradillo-Doce Apóstoles constituyen nuestra Microrreserva de Flora Berciana de plantas endémicas y medicinales. En la zona de influencia de la cantera existen estos endemismos Bercianos, este motivo junto con los expuestos anteriormente son suficientes para cerrar definitivamente la cantera y proteger en entorno para siempre.

La Peña de la Cruz, presenta en su cumbre una superficie aproximadamente plana, en la que por efecto de la disolución de agua sobre la roca caliza, se han formado lapiaces y torcas que dan lugar a la formación de cavidades y a la aparición de escorrentía subterránea con surgimiento de manantiales en las zonas de contacto con las cercanas e impermeables pizarras.

En los bordes de la torcas de hundimiento y al abrigo de los vientos, se ha desarrollado un buen número de Tejos algunos por su tamaño, probablemente centenarios. Es muy probable que sea la familia de Tejos más cercana a la ciudad de Ponferrada en perfecto estado de conservación y a salvo de los incendios. En los fondos de las torcas hemos podido observar el Aconitum vulparia –
Acónito ó matalobos-, extremadamente tóxica, que contiene uno de los venenos mas potentes del mundo vegetal, para volver a encontrar acónito hay que remontar el curso del Sil hasta las brañas que configuran su nacimiento por encima de La Cueta y debajo de Peña Orniz, en donde es muy abundante. Se trata de una rareza botánica tan cercana a Ponferrada que hay que preservar.

No podemos permitir que todo lo mencionado se destruya ó se altere por el efecto devorador de la cantera.
Por otro lado hay estudios prospectivos para desarrollar un cultivo artificial de trufa en la cara sur de la Peña de Voces, donde se desarrolla la encina y existe pradería abandonada con cobertura térrea suficiente con trazas ferruginosas, es una de las pocas zonas de El Bierzo donde se dan las condiciones para experimentar el cultivo de la trufa.

FAUNÍSTICO.
Desde el punto de vista faunístico, es muy similar a la que podemos encontrar en otros lugares el Bierzo, pero en este caso acrecentada porque las Peñas de Ferradillo se desarrollan sobre un paisaje con abundante vegetación poco amenazada por la actividad humana. Los roquedos disponen de abundantes huecos y madrigueras para los reptiles y especialmente para las aves y las rapaces mas en concreto, donde encuentran abrigo y otero para otras presas, no en vano, esta cordillera pertenece a los Montes Aquilianos ó Aguilianos. Se ha constatado la existencia de águilas reales que abandonaron sus nidos al inicio de la actividad de la cantera y que han regresado al cesar la misma.
La actividad de la cantera tiene su centro de operaciones en la cabecera del arroyo de los Alamos, que drena una pequeña cuenca con recursos de agua insuficientes pero históricamente bien administrados. La demanda de agua de la propia cantera, minoraría y contaminaría estos recursos, por lo que los pueblos de aguas abajo, verían sacrificado su porvenir por falta de este recurso tan importante.

Por otra parte, la cantera hace daño al recurso, porque parte de la escorrentía que llega al arroyo procede de las filtraciones subterráneas de la propia peña caliza que se intenta destruir, es tanto como matar a la gallina de los huevos de oro.
Creemos que no hay muchos lugares en El Bierzo que reúnan tantos valores y tan concentrados como los que aquí se han expuesto. Creemos que en cualquier otro lugar de la España mas sensibilizada, con tener en cuenta un par de estos valores sería suficiente para defender a través de las figuras de protección que tiene establecidas la Administración, el singular entorno que se ha descrito.

No sólo es no reabrir la cantera, es llegar mucho mas lejos, hay que proteger la parte leonesa de la Sierra de la Encina Lastra –como han hecho los gallegos con la suya- y anexar a esta protección el eje Peñas de Ferradillo-Aquiana/Doce Apóstoles-Calizas de Peñalba de Santiago, con un ancho de banda que recoja las zonas de transición al silúrico –hasta las pizarras-.

PAISAJÍSTICO.
Incluso para el que no le interesen estos temas a este nivel de profundidad, que sólo se fije en el hermoso paisaje omnipresente de la silueta de las Peñas de Ferradillo recortadas en el horizonte, sin aerogeneradores, sin bocados producidos por las canteras. Somos pocos los bercianos que al asomarse a la ventana de su casa no se topen, aun sin querer, en su retina con este macizo rocoso de aspecto almenado que pocos saben fue el fondo de un mar primigenio de hace 450 millones de años.

Hagamos algo, no podemos permitir este atropello en uno de los Monumentos Naturales de El Bierzo.

No hay comentarios: