13/11/07

La Diputación certifica en un informe que la línea de alta tensión es innecesaria y dañina

Fuente: La Crónica 13/11/07
Los 13 ayuntamientos de la provincia leonesa que se verán afectados por la construcción de la línea de alta tensión que Red Eléctrica de España (REE) ha proyectado para el transporte de energía eléctrica entre Sama (Asturias) y Velilla del Río Carrión (Palencia), cuentan desde ayer con un informe elaborado por la Diputación provincial, en el que se detallan las posibles alegaciones al anteproyecto de la línea. Este informe responde así al compromiso por parte de la Diputación de colaboración y apoyo a los municipios afectados y pretende ser un apoyo para que los diferentes ayuntamientos puedan fundar en él sus alegaciones.

El estudio se centra en cuatro puntos principales que son: los defectos de forma en el procedimiento susceptibles de causar indefensión, los defectos del análisis de la documentación sometida a información pública, la innecesariedad de la actuación planteada y la insuficiente justificación de la instalación y las afecciones del proyecto en la provincia leonesa.
Así, este informe que fue entregado ayer a los 13 alcaldes a los que afectará la futura construcción de la línea, incide en que existen varios defectos tanto en la tramitación de los expedientes como en la forma de facilitar la información ambiental, señalando que, el acceso a la información «contradice frontalmente lo establecido en la Ley 27/2006» y que «los medios de consulta no han sido los adecuados». Lo que lleva a que pueda considerarse que el expediente contiene «defectos de forma que pueden causar indefensión por incumplimientos en fase de alegaciones y de exposición al público que podrían incurrir en vicio de anulabilidad».
La segunda alegación, basada en los defectos encontrados en el análisis de la documentación sometida a información pública, concluye en que existen errores y contradicciones tanto en la escala de los planos, que además tacha de «ilegibles», como en la altura de las torretas, que figuran con diferentes medidas según se mire en el anteproyecto o en el estudio de impacto ambiental. Además, sostienen que si la línea sólo afectase al territorio de la Comunidad Autónoma de Castilla y León la documentación actual sería «insuficiente». Tampoco está clara la ubicación de las torretas, ya que pese a que harían falta unas 275, en el anteproyecto sólo se ubican 76 de ellas, por lo que afirman que así, «malamente pueden diseñarse con un mínimo de idoneidad las medidas correctoras ambientales necesarias».
La innecesariedad de la actuación planteada y la insuficiente justificación de la instalación, son los argumentos que centran la tercera alegación a la Sama-Velilla. En este apartado, el informe detalla una serie de razones que ya expuso el profesor de la Universidad de León, Julio Lago Rodríguez, y que incidían en que «no se ha detectado hasta ahora, ni se justifica que vaya a haber próximamente, ninguna deficiencia de los tendidos existentes» y que «no es cierto que exista un importante aumento de la demanda energética», tal y como se expresa en el Documento de Evaluación de Impacto Ambiental. Otra de las razones aportadas por Lago es que «la tendencia de la demanda eléctrica española experimenta incrementos decrecientes desde el año 2003».
La cuarta alegación, que recoge el informe elaborado por técnicos de la Diputación de León, hace mención a las importantes afecciones que el proyecto de construcción de la línea puede suponer para la provincia leonesa. Así, diferencian entre afecciones a la salud y al territorio y además, recuerdan que en ningún momento se ha tenido en cuenta el impacto social en cuanto al rechazo unánime al tendido por parte de la población afectada. En lo tocante a la salud, indican que «múltiples investigaciones han desvelado la nocividad de las líneas de alta tensión para quienes permanezcan cerca de ellas», y citan diferentes investigaciones como ejemplo de ello.
El territorio leonés tampoco saldría mejor parado. Este tendido traería consigo importantes efectos negativos para «el medio por el que está previsto que discurra, con impactos graves (severos o críticos) para cada uno de los factores ambientales que lo conforman, y que en la mayoría de los casos, por el efecto acumulativo de otras líneas que confluyen en el mismo corredor de la que se proyecta, eleva la valoración a niveles inadmisibles».

No hay comentarios: