11/11/07

5.000 asturianos y leoneses gritaron también en Aller contra la Sama-Velilla

Fuente: La Crónica 11/11/07
Unas 5.000 personas, según los organizadores, acudieron ayer a la localidad asturiana de Cabañaquinta, en el concejo de Aller, para elevar sus gritos a pie de calle en contra del proyecto de la línea eléctrica de alta tensión Sama-Velilla, que en el caso del Principado afectará a tres municipios, además de otros 13 de la provincia leonesa y dos más de Palencia.

Unas 5.000 personas que destacaron su indignación por el 'empecinamiento' de la empresa pública Red Eléctrica de España (REE) en ejecutar una línea de doble circuito de 400 kv de potencia uno entre una nueva estación que se ejecutará en Sama y que circulará hasta Velilla del Río Carrión (Palencia), y por añadidura, protesta por el trazado elegido, todo ello convocado por la plataforma 'Pico de la Liebre' que preside Marisol Rodríguez Bigotes.

En este sentido, la mayoría de los participantes en la marcha de protesta que concluyó frente al Ayuntamiento de Aller destacaban el grave e irreversible impacto ambiental de esta futura líneas a su paso por numerosos parajes que a su juicio verán mermado su elevado interés y, de este modo, limitada sus posibilidades turísticas y de otros tipos.

Entre los asistentes pudieron distinguirse numerosos leoneses, algunos de los cuales se significaban con banderas de León, y la manifestación contó con representación de las dos plataformas ciudadanas creadas en la vertiente leonesa contra el proyecto eléctrico de REE, la ubicada en Ciñera, que representa a toda la Montaña Central leonesa, y la que tiene Cistierna por sede, en pleno corazón de la Montaña Oriental.

Además pudo distinguirse también al alcalde de Villamanín, Óscar Gutiérrez, junto a una de las pancartas más destacadas, la que recogía la protesta de este municipio. Del mismo modo, la pancarta de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (Ampa) de Ciñera, con sus manos de colores hechas por niños, puso la voz del Alto Bernesga contra el proyecto.

Al término del breve recorrido por las calles de Cabañaquinta, dos pequeñas alleranas fueron las encargadas de leer un emotivo manifiesto, en el que se argumentaba que su futuro se ponía en riesgo («Las nuevas minas de Aller se encuentran en nuestras montañas»). Y todos quedaron emplazados para la gran manifestación que tendrá la capital leonesa por escenario el próximo 24 de noviembre.

No hay comentarios: