29/10/07

El chancro y el verano atípico dejan un 70% de pérdidas en la cosecha de castaña temprana

Fuente: La Crónica 29/10/07
La campaña de producción de castaña del Bierzo puede cerrarse este año siendo «la peor campaña de la historia», tal y como manifiestan desde la Asociación de Castañicultores del Bierzo. El secretario de este colectivo, Pedro Fernández, asegura que en el caso de la castaña temprana se cuantifican en al menos un 70% las pérdidas y eso, dice, «en el mejor de los casos porque en algunos lugares alcanzan el 100%». Se trata de una situación «nefasta» que muestra la realidad de un sector cuya continuidad pasa por una «total ordenación», tal y como afirma Fernández.

A su juicio, las claves de este fracaso son varias y encadenadas. Por una parte, la enfermedad del chancro que afecta a los castaños, un problema que requeriría «una actuación mucho más ágil de la Administración», dice, debido a que año tras año provoca una notable merma de la producción. Unido a ello, el precio de venta del producto, que se mantiene «igual que a finales de la década de los setenta», en aproximadamente 65 céntimos de euro y que supone un claro inconveniente a la hora de encontrar mano de obra que recolecte las castañas. Además, a esta situación hay que añadirle la falta de mecanización de la tarea, que convierte en poco atractiva una labor que requiere un elevado esfuerzo físico y que no está acompañado por apenas beneficio económico. Todo ello, dice el secretario de los castañicultores, contribuye a que se haya iniciado «el peor año que se recuerda entre los más viejos de los pueblos».
En cifras, Fernández estima que la campaña oficial de recogida se cerrará rondando los cinco millones de kilos, una cantidad muy escasa si se compara con los más de ocho millones que cerraron la campaña del pasado año. «En cifras, una buena campaña estaría entre los ocho y los diez millones de kilos y este año igual nos quedamos en los cinco millones, si es que la castaña tardía que está empezando a caer permite salvar un poco la temporada. No obstante, la merma de la producción no sería tanto problema si los precios subieran, porque eso permitiría que se aumentara la recogida, al haber más posibilidad de tener mano de obra y entonces aunque la producción hubiera bajado un 50%, que es el caso, no se traduciría en el mismo porcentaje y se paliaría un poco el problema de la producción».
Para mejorar la situación del sector Fernández considera necesaria una apuesta decidida de la Administración por los viveros de castaño autóctono como una de las medidas para frenar la enfermedad del chancro. Además, es imprescindible mecanizar la recogida con máquinas modernas que permiten en algunos casos la obtención de hasta 4.000 kilos al día, frente a los 300 que puede llegar a recoger «un buen apañador». Si se dieran estas características y se fomentara la plantación, «los castaños contribuirían a darle más vida a los pueblos ya que serían una auténtica actividad económica viable que complementada con la ganadería podría sustentar a muchas familias».

1 comentario:

Anónimo dijo...

me interesaria saber los orígenes de esta enfermedad que tanto afecta en la producción de castañas ya que estoy haciendo un trabajo de campo sobre ello, para eso dejo aqui mi e-mail

aripou_6@hotmail.com

gracias