5/1/07

Tala indiscriminada de encinas


Clamor vecinal ante la «tala indiscriminada» de encinas por parte de «desaprensivos»
Fuente: La Crónica de León 5/01/07
LEÓN.- Agentes del puesto de Seprona de Veguellina sorprendieron en la mañana del miércoles a cuatro personas realizando un corta ilegal de encinas en la localidad de Castrillo de las Piedras. Los sorprendidos carecían de autorización para el aprovechamiento de este bosque, no catalogado de utilidad pública, y viajaban en dos furgonetas en las que pretendían cargar y transportar la madera cortada.
Los autores de la tala, vecinos de los Pabellones del Oeste de Astorga, argumentaron ante los efectivos de la Guardia Civil que requerían las encinas para aprovisionarse de leña durante el invierno y calentar sus hogares. En el momento en que se personó el Seprona en el lugar de los hechos, los cuatro denunciados habían talado un área de 30 metros cuadrados.
La Guardia Civil ha cursado la denuncia correspondiente ante la Sección de Coordinación del Medio Natural, dependiente Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, que es la autoridad competente.


La intervención de la Guardia Civil obedece a las reiteradas protestas vecinales que denuncian la «tala indiscriminada» de encinas en el bosque emplazado en el pueblo. Así, C.M., vecino de Castrillo de las Piedras, asegura que «los intrusos han arrasado el encinar y al menos en diez ocasiones han cortado árboles, algunos ejemplares centenarios. Calculo que en total unas cincuenta encinas han sido destruidas con total impunidad». C.M. comunicó lo que estaba sucediendo, «durante tres días seguidos, al menos», al presidente de la Junta Vecinal, Argimiro Cabero, quien asevera que el monte afectado está dividido en fincas de propietarios particulares, «más de mil, por lo que la pedanía no puede actuar sobre la propiedad», apostilla.
Por su parte, el alcalde de Valderrey, Baltasar Castrillo, avisado asimismo de la tala de encinas en Castrillo de las Piedras por parte de los vecinos del pueblo, asegura que en cuanto tuvo noticia de lo ocurrido puso los hechos en conocimiento de la Guardia Civil, «con diligencia y prontitud para que comprobaran lo que había de cierto en todo ello».
No obstante, algunos vecinos se quejan de la demora y «la falta de reflejos» para abortar la tala de encinas. «Ninguna autoridad de ningún tipo ha tomado medidas, ni siquiera se inició ninguna investigación de ningún tipo. Los intrusos llegan al bosque de encinas de Castrillo de las Piedras amparados por esas horas intempestivas en las que el pueblo se recoge y podan, cortan, mutilan y mancan árboles ancianos», señala C.M. Además, este bosque sufrió un incendio hace tres años que «lo dejó maltrecho»

No hay comentarios: